Noticias


Monday, October 1, 2018 Lo que debes saber sobre el nuevo etiquetado de los carburantes, que entra en vigor el próximo 12 de octubre

El próximo 12 de octubre entra en vigor el nuevo etiquetado europeo de carburantes, creado por la UE con el objetivo de que todos los vehículos y todas las estaciones de servicio de Europa tengan la misma identificación para los tres tipos de combustibles.

Aunque todavía faltan unos meses para el adiós definitivo a la gasolina 95, la gasolina 98 y al diesel, ya podemos irnos familiarizando con la nueva denominación de los carburantes.

Así son las nuevas etiquetas
La norma europea ha creado un diseño específico para cada tipo de combustible, aunque a priori las denominaciones utilizadas por cada estación de servicio no cambiarán.


Gasolina: Los diferentes tipos de gasolina aparecen rodeados por un círculo. En el interior del círculo hay una letra E y unos números, que designan los biocomponentes específicos presentes en la gasolina. Serán la E5, E10 y E85.

Diesel. Las etiquetas para el gasóleo tendrán forma cuadrada. En su interior, la letra será la B y unos números que, como en el caso de la gasolina, hacen alusión a los biocomponentes del carburante (B7 y B10). Existe otra etiqueta en el apartado del gasóleo, un cuadrado con las letras XTL en su interior, que se utilizará para identificar el diésel parafínico o sintético, que no deriva del crudo del petróleo.

Combustibles alternativos: El Gas Licuado del Petróleo (LPG), el Gas Natural Comprimido (CNG), el hidrógeno (H2) y el Gas Natural Licuado (LNG) tendrán las letras rodeadas por un rombo.

¿Dónde veremos las nuevas etiquetas?
La nueva nomenclatura de la gasolina no sólo estará visible en los surtidores de las estaciones de servicio sino también en los concesionarios y los vehículos.

La norma europea establece que todos los ciclomotores, motocicletas, triciclos, cuadriciclos, turismos, vehículos comerciales ligeros y pesados, autobuses y autocares de nueva fabricación deben lucir una pegatina en el tapón del depósito de combustible en la que se advierta del tipo utilizado, con la nueva denominación. La etiqueta también debe aparecer en el manual de usuario.